• Marcelo Ducart

Distinción y confusión

¿Cuánto riesgo estamos dispuestos a correr hoy...? Distinguir que parte de los resultados obtenidos se deben a la suerte, el esfuerzo, las habilidades o simplemente el riesgo puesto en juego, es una tarea tan importante como imposible.

Ya que no todo el éxito se debe al trabajo duro o la inteligencia de las decisiones. Tampoco no todo fracaso se debe a la pereza, ignorancia o la falta de recursos. En cierto sentido, los casos excepcionales que se publicitan no son buenos ejemplos explicativos ni motivadores para contagiar optimismo a la mayoría. Ya que cuanto más extrema es la experiencia menos aplicable será. Nada es tan bueno o tan malo como parece. O sí, pero para darnos cuenta de ello, tal vez debamos esperar un tiempo más, para estar más seguros...

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo